Como productor general y conductor de Tribulaciones Radio quiero compartir los motivos por los cuales no estamos más al aire desde diciembre 2011.  A comienzos de marzo, Tristan Bauer, director del Sistema Nacional de Medios Públicos, y las autoridades de Radio Nacional decidieron que la Nacional Rock 93.7 FM sea destinada únicamente a difundir rock nacional sumado a un fuerte recorte presupuestario que obligó a quitarnos el “viático” que nos pagaban mensualmente ($1000). La primera condición expuesta fue inaceptable desde todo punto de vista ya que es lamentable y arbitrario imponer que música debemos emitir y nos remite a épocas lamentables de censura vía listas de artistas y canciones prohibidas. La música no tiene fronteras y en todo caso existe la buena y la mala, calificativos que obviamente están llenos de subjetividad. Por supuesto que hay que apoyar a los músicos argentinos, conducta que siempre hemos tenido en Tribulaciones organizando ciclos como los de FM La Tribu y el Club del Vino y las distintas ediciones del ”Festival Tribulaciones Live!” desde nuestro nacimiento como productora a mediados del año 1996.

Debo aclarar que los directores de la radio tienen todo el derecho de definir sus contenidos pero eso no impide que exprese mi sensación de frustración y rechazo por querernos implantar la música que se debe difundir en los programas. Habitualmente se empieza con un discurso políticamente correcto como “apoyemos a la música nacional” y después se avanza para lograr el control integral de lo que se difunde y se dice. No tengo dudas que es contraproducente querer impulsar una emisora donde solo se incluya rock nacional -justamente en un momento bastante crítico para este movimiento- porque justamente tiene el efecto contrario. La idea original de Horacio Marmurek, director de la emisora, que conjugaba la difusión del buen rock independiente local e internacional al mejor estilo de la extinta FM Kabul y sin la presión de las discográficas, me pareció atractiva y sin dudarlo acepté integrar el staff desde fines del 2009. En ese sentido hice todo a mi alcance para que la radio sea reconocida por más público impulsando que se transmitan en vivo alguno de los conciertos de los artistas que produje en esta ultima etapa como Living Colour, Medeski Martin & Wood y Screaming Headless Torsos. También logramos que el prestigioso guitarrista norteamericano Marc Ribot brindará un concierto y un reportaje público en el auditorio de Radio Nacional con entrada libre y gratuita.

Ante este panorama desalentador a principios de abril tomé la decisión de no reiniciar nuestro ciclo con la certeza que estas decisiones de tipo “chauvinistas” finalmente iban a provocar un golpe mortal a un proyecto de radio destinado a ocupar un espacio desierto dentro del espectro oficial y privado: una emisora de rock, jazz, blues y más allá, sin concesiones comerciales destinada a un público curioso e inquieto que no encuentra un lugar de pertenencia. El sueño de aprovechar las cómodas instalaciones de Radio Nacional para convertirlas en una pequeña “BBC” donde se puedan organizar ciclos de recitales gratuitos, transmitirlos en vivo para luego editarlos en CD o en nuevas plataformas, quedará postergado nuevamente. Llegará el día en que alguna administración tendrá la sabiduría de poner al frente de los medios estatales a personas con real capacidad y sapiencia en medios de comunicación para generar contenidos atractivos y novedosos muy lejos de transformarlos en verdaderos organos de propaganda oficial carentes de toda objetividad y pensamiento crítico.

No tengo dudas que esta medida se emparenta a la reciente exacerbación del nacionalismo que reflejan las autoridades del gobierno aprovechando sentimientos legítimos que tiene la mayoría de la población por la recuperación de las Malvinas y la petrolera YPF que son utilizados como una cortina de humo para ocultar las politicas reales de apoyo a la megaminería manejadas por grandes corporaciones multinacionales (algunas paradojicamente inglesas), los desastres de la política energética que comenzaron con la privatización de YPF impulsadas por Nestor y Cristina Kirchner en los ’90 y la posterior entrega de parte de sus acciones a empresarios amigos como Eskenazi, la ley antiterrorista, la represión a los luchadores sociales (más de 4000 procesados), el espionaje a los dirigentes sindicales opositores (Proyecto X), los muertos por la represión estatal o paraestatal (Formosa, Parque Indoamericano, Jujuy, Bariloche…), la masacre de Once, la corrupción creciente reflejada en el obsceno enriquecimiento de la familia Kirchner y su entorno, entre otros hechos irrefutables que demuestran las grandes contradicciones de un gobierno especialista en el doble discurso y una falsa retórica progresista.

Las recientes declaraciones de Jorge Coscia, Secretario de Cultura de la Nacion, (”el gobierno tiene la soberanía cultural para decidir que libros se deben editar”) que lo transformarían en un verdadero comisario cultural, van en el mismo sentido. Nada es casual…

Agradezco todo el apoyo expresado en las redes sociales y en los cientos de mails que nos han llegado. ¡Esperamos volver pronto!

¡Abrazo!

 

Mario De Cristófaro

 

 

 

 

 

 

15 Comentarios

  1. Si bien estoy muy de acuerdo en general con la nota de De Cristófaro, debo manifestar mi discrepancia parcial con este párrafo: “Siempre se empieza con un discurso políticamente correcto como ‘apoyemos a la música nacional’ y después se avanza para lograr el control más integral de lo que se difunde y se dice”. La “radio pública” y la “televisión pública” no tienen ya ninguna chance para avanzar en el control de lo que se dice, porque desde hace mucho que ninguna voz discordante tiene ni la menor representación en sus espacios. No son “públicas”, son un coto exclusivo del oficialismo.

  2. Hola Juan, Lamentablemente estás en lo cierto. Los boletines informativos que pasaban cada 30 minutos en la radio eran insoportables y sus contenidos solo propaganda oficial y a favor del “relato”. La única excepción las noticias deportivas! Abrazo!

  3. Lamentable tu comentario! En primer lugar te debo comentar que es una radio pública que se financia con los impuestos que pagamos todos! No es una radio K ni siquiera tendría que pertenecer al PJ o al gobierno de turno. Otra cosa es la utilización que están haciendo a los medios públicos que fueron transformados en verdaderos voceros del “relato oficial”. Por otro lado la Nacional Rock fue creada como una radio de música y fui llamado precisamente a producir un programa destinado a tal fin y acepté justamente porque no me limitaron en los contenidos y tampoco iba a utilizar un espacio musical para plantear discusiones políticas. Obviamente tampoco hubiese aceptado integrar el circo patético de periodistas militantes cholulos que no se permiten plantear la menor critica al gobierno en el caso de haber sido un programa de interes general. Sería bueno que pienses un poco antes de plantear imbecilidades sin fundamento siguiendo el metodo K de agraviar al que piensa diferente.

    • Ok, EXPLICALE LO MISMO A HADDAD CUANDO TRABAJES EN LA MEGA, O A CANAL NUEVE CUANDO LO HAGAS EN ASPEN, O A SPOLSKI CUANDO TRABAJES EN AMERICA, O A ELECTROINGENIERIA CUANDO LO HAGAS EN DEL PLATA O A SPOLSKI PERGOLINI GARFUNKEL CUANDO LO HAGAS EN VORTERIX O A MOENTTA EN ROCK A POP. SOS UN PAVO MARITO

    • ¡Me gusto lo de independiente! A que te referis? Si te referís a mi productora te confirmo que es independiente y no dependemos de ninguna empresa que nos banca. Esa es nuestra garantía y por supuesto tengo pensamiento crítico y no me trago las mentiras de los gobiernos de turno, más en estos momentos.

  4. Que se le va a hacer Mario. La necedad de esta gente no tiene limites. Se daran cuenta cuando el poder cambie de mando y quede la evidencia al descubierto. Mientras se distraen con los malabares, y el mono les afana la billetera.
    Viva la gente y la cultura. Saludos.

  5. Increible que estos pseudo-progres se conviertan en policia cultural. Militantes de la nada pero muy bien rentados. Verdaderos fascistas que no saben nada pero creen esclarecer al pueblo. Los medios son publicos y deben ser plurales. Mi apoyo total a Tribulaciones. Horacio de Olivos.

  6. tribulaciones siempre es algo distinto al mainstrean sea antes o ahora.es la posibilidad que tenemos los que vamos mas alla, con lo que nos muestran o con lo que hay,en un pais en el cual parece muy importanrte para los del gobierno que la gente escuche solo una campana.brindo mi apayo como siempre a este medio de cultura anti mainsteam y alternativo.salu2 desde alemania.

    • Gracias Diego por tus comentarios! Te cuento que en poco tiempo más vamos a lanzar una radio por la web con la mejor música que nos gusta y algunos contenidos de actualidad. Te tengo al tanto las novedades! Abrazo!

  7. Acá tenemos un claro ejemplo de un bloguero K, Vatayon Militante, o simplemente un tonto útil. Su mail tiene dominio del ministerio del interior por lo que seguramente debe pertenecer a La Campora, una militancia que garantiza un empleo bien remunerado. Esta todo dicho! Si fueran los ’70 estarías en la triple A. Dan asco, fachos!!!

Dejar respuesta