La espera llegó a su fin y valió la pena: Wilco presentó un concierto contundente con un set list que recorrió prácticamente toda la carrera discográfica. Al mando de Jeff Tweedy y la presencia destacada de Nels Cline y Glenn Kotche, la banda de Chicago ofreció uno de los shows más estremecedores y vibrantes del año.

Fotos: Pablo Astudillo

La expectativa era muy grande y la emoción entre los fans de Wilco se percibía en el estadio cubierto de Tecnópolis. Apenas aparecieron en escena Jeff y sus muchachos la ovación no se hizo esperar. Sin mediar palabras arrancó Random Name Generator de “Star Wars” con algunos problemas de sonido que se fueron corrigiendo paulatinamente permitiendo que el enorme tinglado de acústica precaria logre sonar de maravillas.

Los ejes de Wilco: Cline, Tweedy y más atrás Kotche

Glenn Kotche
            Glenn Kotche

La sorpresa llegó a partir del segundo tema con I’m Trying to Break Your Heart y más aún con Misunderstood, Handshake Drugs, Via Chicago, temas clásicos que últimamente no estaban incluidos en los shows de Wilco (sobre todo los dos primeros). Sin duda Tweedy quiso entregar al público argentino algunas de las canciones más emblemáticas de su carrera siendo su debut esperado desde hace largos años.

Llega Art of Almost un tema incluido en “A Whole Love” (2011) que presenta la faceta más vanguardista de la música de Wilco: tempo irregular, disonancias y la voz de Tweedy que por momentos suena distante y jugando con la guitarra de Cline y la base rítmica intimidante de Kotche y Stirratt. Uno de los grandes momentos del concierto.

Nels Cline
       Nels Cline: nuevo héroe de la guitarra

En escena los Wilco funcionan como una máquina perfecta con un sonido sin fisuras con altas dosis de vanguardia y experimentación en medio de las bellas canciones compuestas por un verdadero creador como Jeff Tweedy que no necesita ninguna escenografía o jugar con el público para buscar empatía. Solo su voz y las diferentes guitarras que fue utilizando (junto con Cline cambiaron su instrumento en todo los temas) y cediendo sin egoísmos un gran protagonismo a Nels Cline, uno de los grandes guitarristas del rock y el jazz en la actualidad, que deja boquiabiertos a los asistentes con prolongados solos y sonidos espaciales. Obviamente su climax se produce en su destacada intervención en uno de las más bellas canciones de la segunda etapa de la banda de Chicago: Impossible Germany. 

Wilco

A continuación llegaba otro de los momentos emotivos de la tarde-noche con la interpretación de Jesus Etc quizás la canción de Wilco más escuchada y versionada de toda su carrera. Una excelente versión que provocó las lagrimas de muchos asistentes, incluyendo la de este cronista.

En orden de importancia no se puede dejar de mencionar el trabajo incansable de Glenn Kotche en batería, dueño de una técnica y sutileza única pero a su vez implacable a la hora de llevar la música a lugares extremos como en los contrapuntos de Misundertood y Via Chicago, donde se conjugan las voces de Tweedy y Stirratt, en medio de la vorágine dirigida por Cline y el propio Kotche.

De izquierda a derecha: Tweedy, Kotche y Stirratt en escena
                               De izquierda a derecha: Tweedy, Kotche y Stirratt en escena
Set List
        Set List de Wilco en el BUE

Por momentos el concierto nos hacia recordar a “Kicking Televisión” (2005), excelente álbum en vivo grabado en Chicago, tanto por los temas incluidos y por la perfección de la interpretación. Más allá de los clásicos de la extensa carrera de Wilco, hubo tiempo para incluir algunos temas de “Star Wars” (2015) y “Schmilco” (2016) sus dos últimos álbums grabados en una misma sesión.

Luego de casi dos horas de éxtasis se acercaba el final con otra sorpresa Outtasite (Outta Mind) de su segundo álbum “Being There” (1996), un tema presentado por Tweedy aclarando que no lo tocaban desde hace largo tiempo. Y el cierre con dos grandes versiones de Spiders (Kidsmoke) y I’m a Wheel ambos de “A Ghost is Born” (2004).

A pesar del fervor de la audiencia, siguiendo la costumbre de los festivales, no hubo bises pero quedó en la atmósfera el deseo de que Jeff Tweedy y su banda hayan aprehendido y percibido el particular sabor de tocar en Buenos Aires y regresen pronto. t1c

Gracias a la gentileza de Nels Cline este cronista pudo acceder al backstage y conversar con alguno de sus integrantes. La esperanza la dio John Stirratt, bajista y uno de los miembros fundadores de Wilco, -único sobreviviente junto con Jeff Tweedy de la formación original- que comentó eufórico: “Por favor, queremos volver pronto pero a tocar en un teatro”.

La productora Tribulaciones se compromete a trabajar desde ahora para concretar el deseo del simpático de Stirratt y de las más de 4000 personas que asistieron a este concierto que sin dudarlo quedará en la historia.

t2c

1 Comentario

Dejar respuesta