Luego de 20 años de espera las Cibo Matto llegaron al Teatro Vorterix en un breve pero intenso concierto donde presentaron su álbum “Hotel Valentine” y algunos de los temas mas reconocidos de su primera etapa.

 

 

Cibo Matto en el escenario del Vorterix

Con una puntualidad no habitual arrancó la velada con la participación de un original grupo liderado por el inquieto Fernando Kabusacki acompañado por la cantante Marina Fages, dueña de un increíble voz, y el maestro Sergio Verdinelli en batería. Canciones hipnóticas con arreglos excelentes arreglos instrumentales. Un comienzo muy apropiado.

Finalmente aparecieron Miho Hatori y Yuka Honda, las líderes de Cibo Matto junto a Yuko Araki, la baterista de Cornelius y el talentoso Devin Hoff que se puso al hombro la base rítmica de manera magistral. 

El concierto fue creciendo en intensidad con la maestría de Yuka Honda en los teclados y la voz de Miho que sigue manteniendo un registro que le permite llegar a lugares complejos. Pasaron clásicos como Sugar Water, Deja Vu y Sci-Fi Wasabi (quizás uno de los puntos más altos del show) para dar lugar a los nuevos temas como la versión en español de Hotel Valentine que con dificultad iba leyendo en fonética la simpática Miho.

El cierre formal fue con MFN aunque hubo tiempo para dos encores: la original versión de Aguas de Marzo de Antonio Carlos Jobim interpretada en portugués (con menos dificultades que el español) y Birthday Cake.

Un show que resumió en algo más de 60 minutos la capacidad de Cibo Matto para interpretar el pop desde un ángulo más sofisticado y con buen gusto sin caer en lugares comunes. Un regreso auspicioso que permite suponer una continuidad y nuevos temas según las propias palabras de Yuka Honda en el backstage al final de la noche.

 

 

SET LIST
Le pain perdu
Sugar Water
Chica Fantasma
Emerald Tuesday
Sci-Fi Wasabi
Deja Vu
Maid Song (House Keeping)
Blue Train
Check-In
MFN
ENCORES
Aguas de Março
Birthday Cake

 

COBERTURA DE PRENSA

La Nación

Clarin

Página 12

Indie Hoy

Vuenos Airez

 

UN POCO DE HISTORIA

Miho Hatori y Yuka Honda, dos japonesas radicadas en New York en la década del 80, nunca se imaginaron que su tema Know Your Chicken llegaría a ser un éxito de ventas teniendo en cuenta su estilo de pastiche surrealista donde se mezclaban las voces de ambas con el funk, breakbeats, loops, hip hop, y trompetas con sordina. Y menos aún con el nombre elegido para el grupo: Cibo Matto (en italiano “Comida Loca”). 

Honda, fue miembro de  Brooklyn Funk Esencial y Hatori, integró un grupo de rap Kimidori y un club de DJs. Se reunieron por primera vez en 1994 cuando formaron parte del grupo de punk rock Leitoh Lychee, inspirado en la banda de noise japonesa Boredoms. Luego de la rápida desintegración del grupo formaron finalmente Cibo Matto. 

A partir de allí se inició una de las carreras más coloridas de los años 90. Cibo Matto explotó a nivel internacional, de gira por todo el mundo y lanzando dos discos clásicos, “Viva! La Woman” (1996) y más tarde “Stereo Type A” (1999). Sus shows en vivo y discos estuvieron marcados por la experimentación salvaje, la incorporación de hip- hop, la música brasileña, africana, el jazz latino y el pop en su mezcla inclasificable. No es casual que Yuka y Miho tuvieran esa vocación por la búsqueda de nuevos sonidos ya que fueron parte de la escena de vanguardia del Lower East Side neoyorquino de comienzos de los 90 donde compartieron sesiones junto a John Zorn, Sean Lennon, los Beastie Boys, Marc Ribot, entre otros. Ellas colaboraron con Yoko Ono, así como el reconocido director francés Michel Gondry, quien prestó su estilo visionario de cimentar en la conciencia incipiente de la generación MTV con su legendario video de Sugar Water.

Vendieron más de 100.000 copias de los dos álbumes y merecieron tapas de las revistas especializadas más prestigiosas. Luego, en un extraño giro del destino, muchos fans descubrieron a Cibo Matto desempeñando un rol secundario en una famosa escena de un episodio de “Buffy The Vampire Slayer”, una serie muy popular de la TV norteamericana. La revista Spin incluyo el álbum debut de la banda en sus “100 mejores álbumes de los años 90”, y la revista Time lo seleccionó en su lista de las “Mejores álbumes de Hip Hop de todos los tiempos”. Su base de fans continuó creciendo hasta el 2001, cuando la banda anunció lo que sería un prolongado hiato. 

Durante ese intervalo de 10 años, ambas trabajaron en numerosos proyectos desde la vanguardia hasta el rock. Yuka Honda lanzó tres álbumes solistas de corte experimental en el sello Tzadik Records de John Zorn, grabó discos con grandes del jazz como Dave Douglas y con Yoshimi, integrante de los Boredoms. Además fue productora de varios álbumes de artistas del pop japonés y del aclamado “Into the Sun” de Sean Lennon y participo en la nueva versión de la Plastic Ono Band liderada por Yoko Ono. Miho Hatori lanzó un álbum solista y grabó dos discos brasileños junto al guitarrista Smokey Hormel y el percusionista Mauro Refosco. También hizo una aparición en tres canciones de los Beastie Boys, y participó en el primer álbum de Gorillaz, incluyendo la voz principal en la exitosa 19-2000.

“Hotel Valentine”, su primer álbum luego de 15 años, editado recientemente por el Chimera Music, el sello de Sean Lennon, fue producido durante un período de dos años por Miho Hatori y Yuka Honda y es seguramente su más impresionante lanzamiento, un verdadero álbum conceptual, una historia de amor en medio de fantasmas que recorren los pasillos de un hotel. Por debajo del paladar sonoro exuberante, han creado la banda sonora de una película invisible, ya que han seguido perfeccionando su sonido y siguen siendo plenamente comprometidas con una ética de la diversión.

 “Nuestro medio es la música. Para mí, hacer un álbum es como criar a un niño. No sabemos qué tipo de persona (historia) terminará de ser” (Miho Hatori).

“Hotel Valentine” es una metáfora, una pregunta, una respuesta, una idea, un sentimiento, una escena extraña y vívida. “Hotel Valentine es el bricolage cinematográfico de Yuka y yo”, dice Hatori. “Nuestro medio es la música. Para mí, hacer un álbum es como criar a un niño. No sabemos qué tipo de persona (historia) terminará de ser”. 

La edición local del nuevo álbum de  Cibo Matto tendrá un bonus track muy especial: Chica Fantasma, la versión en español de 10th Floor Ghost Girl. Un regalo de Miho y Yuka para todos los fans de Sudamérica.  Además será el primer álbum que lanzará el flamante sello Tribulaciones Discos.

DISCOGRAFIA

1996 – Viva! La Woman – Warner

1999 – Stereo Type A – Warner

2014 – Hotel Valentine – Chimera Music

 

 

 CONCIERTO COMPLETO EN EL SOUTHBANK (LONDRES)

Dejar respuesta