Manteniendo una coherencia anti sistema los Rage Against the Machine se unieron con los Cypress Hill y Public Enemy para formar Prophets of Rage (Profetas de la Rabia), un verdadero supergrupo cuya finalidad será enfrentar y repudiar con “rabia” la segura candidatura de Donald Trump que sería nominada en la Convención del Partido Republicano durante el mes de julio en Ohio, Cleveland.

El plan consiste en generar conciencia de la incertidumbre y el peligro que representaría Donald Trump, un típico populista de retórica fascistoide, en el caso de llegar a la presidencia de Estados Unidos, organizando conciertos lo mas cercanos e inclusive dentro del predio donde se desarrollará el congreso y generar una corriente de repudio y bronca contra este personaje casi rayano con la caricatura. “Vamos a arrasar con furia fuera y dentro de la Convención Republicana” comenta con tono desafiante Tom Morello en una entrevista para Bloomberg Politics.

Sin duda es saludable que grupos de rock vuelvan a la vieja tradición de enfrentar a un sistema que se vuelve cada día más injusto y con una creciente desigualdad que permite como una paradoja que figuras como Trump se encuentre muy cerca de consagrarse presidente de la primera potencia mundial.

El plan de los Prophets of Rage es producir shows y eventos espontáneos anunciados preferentemente vía redes sociales ya que no confían que los medios más importantes difundan sus actividades.

“Es mi opinión de que ya no podemos permanecer al margen de la historia. Los tiempos peligrosos requieren canciones peligrosas” agregó Morello.

Los Prophets of Rage debutaron el martes pasado en el Whisky a Go Go de Los Angeles con un set que incluyo temas de RATM como Testify, Bulls On Parade y Guerilla Radio y de Public Enemy como Miuzi Weighs A Ton y Prophets of Rage, justamente el tema que dio origen al nombre de la banda que a partir de su formación quizás logre despertar la conciencia de otros artistas del género que desde hace tiempo sólo se plantean vivir en una “zona de confort” lejos del compromiso.

Dejar respuesta